Cómo elegir Toldo para Terraza o jardin
27 julio, 2016
Mostrar todo

Tipos de cortinas para disminuir el frío del invierno

El invierno viene acompañado de bajas tempreaturas y una manera de conservar el calor del hogar es cambiándo sus cortinas en la temporada. Conozca los pro y con contra de cada una.

Las ventanas, son uno de los principales puntos de fuga por los cuales se va perdiendo el calor del interior, filtrándose de esta manera la humedad y el frío del invierno, por eso, una manera ecológica y económica de mantener un hogar caliente y conseguir una temperatura agradable sin necesidad de utilizar estufas, es sin duda colocar unas buenas cortinas.

Cambiar las cortinas en invierno nos puede favorecer como os comentamos en muchos aspectos como por ejemplo, nos puede ayudar a darle un nuevo aire a la decoración del hogar, nos ayuda a colaborar con el medio ambiente ahorrando energía ya que no tendremos la necesidad de tener encendidas las estufas todo el día porque las cortinas aguantarán más tiempo el calor y lo mejor de todo, es que estos hechos a la larga, afectan positivamente a nuestro bolsillo.

Existen diferentes tipos de cortinas para aislar el frío, como son las cortinas aislantes, las de forro térmico, el doble cortinado y el Black Out. A continuación, vamos a detallarlas una a una, explicando sus características, ventajas e inconvenientes para que os ayude a decidir qué modelo se acopla mejor en su hogar.

1.- Cortinas aislantes.

Son cortinas con una tela de un mayor grosor que las normales, que claramente protegen del frío si se confeccionan bien. Para que estas cortinas resulten completamente aislantes, son imprescindibles dos cosas: el grosor de la tela y el tamaño de la misma. Algo a tener en cuenta, es que al confeccionarlas, siempre será necesario dejar más centímetros que de costumbre para el ancho y el largo, para que de esta manera, cubra la mayor parte posible del ventanal. También es recomendable que las cortinas formen pliegues, ya que así, el frío quedará encapsulado en ellos. La forma de colocarlas ya depende del gusto de cada uno.

Los géneros de telas más utilizados y satisfactorios para emplear en unas cortinas aislantes son:

  • Tela Jacquard
  • Tela Chenille
  • Tela Panamá
  • Ventajas:

    -Aíslan perfectamente el frío y retienen la temperatura del ambiente.

    Inconvenientes:

    -Las telas gruesas, dependiendo también de los colores que elijas, pueden no dejar pasar la luz y convertir la estancia en un lugar visualmente reducido.

    2.- Cortinas con forro térmico para invierno.

    Si lo que desea es seguir utilizando las mismas cortinas todo el año porque le da pereza andar descolgándolas y volviéndolas a colgar, o bien porque son de un diseño tan espectacular que no quiere cambiarlas por nada del mundo, otra opción muy fácil y económica sería añadirles un forro térmico para invierno. Son muy económicos. Traen una cinta auto adhesiva la cual se adhiere en la parte trasera de las cortinas. Tras esto, lo único que quedará será ajustar el forro a las cortinas y listo. De esta forma podremos quitarlas y ponerlas cuando queramos.

    Ventajas:

    -Además de aislar la estancia del frío, conservan y protegen las cortinas de los rayos del sol.

    -Precio asequible al alcance de todos.

    Inconvenientes:

    -Tienen una medida estándar y es probable que nos falte o nos sobre forro térmico.

    3.- Cortinas con doble cortinado.

    Esta técnica en cortinas consiste, como su nombre indica, en utilizar dos tipos de cortinas de diferente grosor y colocarlas superpuestas, la primera será la más pesada y gruesa (podemos emplear cualquiera de género aislante arriba mencionadas) y la segunda más liviana y traslúcida.

    Esta unión, además de aportar una bonita y vistosa combinación de texturas y colores a la estancia, cumple perfectamente su cometido en la temporada de invierno tanto como en verano, ya que para los gélidos días utilizaremos ambas y para los días calurosos, podremos quitar las cortinas gruesas y quedarnos con las más finas.

    Ventajas:

    -Sirven tanto para invierno como para verano, y aportan una mayor amplitud de colores y texturas en cuanto a la combinación de la decoración.

    Inconvenientes:

    -Doble trabajo, doble montaje y doble confección.

    4.- Cortinas Black Out.

    Las cortinas Black Out se empezaron a utilizar en salas de reuniones, oficinas y hoteles por su peculiar oscurecimiento de ambientes. Más tarde, han ido llegando a nuestros hogares con unos diseños que no son tan opacos y que aportan mucho estilo a la estancia; reconocemos fascinan por sus cualidades y diseños. Además de ser un aislante térmico, tanto en invierno como en verano, impiden el paso de la luz y otorgan a la estancia un aire minimalista y sofisticado. Por su tejido vinílico y su estructura a base de fibra de vidrio, también es un buen aislante del sonido acústico del exterior, otorgando a la estancia una tranquilidad y una relajación óptima. Ideal para espacios pequeños porque aumentan el campo de visión.

    Ventajas:

    -Aportan elegancia.

    -Aíslan el frío y el sonido acústico del exterior.

    -Se lavan fácilmente con un paño húmedo y detergente.

    Inconvenientes:

    -Para aprovechar la luz solar, es necesario recoger estas cortinas, con lo cual, no cumplen 100% con la función de aislar el frío.

    ¿Cual es la que más le parece? en la sección cortinas roller puede ir seleccionando para conocer en mayor profundidad cada tipo.

    Fuente: milideas.net